Subvención Global Ayuda a Mejorar la Educación en la India

Escolares, con los pupitres proporcionados mediante una Subvención Global del Club Rotario de Bikaner (India), y Kennebunk Portside, Maine (EE.UU.) Fotografía de: Cortesía de Cornelia Stockman, Club Rotario de Kennebunk Portside, Maine (EE.UU.)
Escolares, con los pupitres proporcionados mediante una Subvención Global del Club Rotario de Bikaner (India), y Kennebunk Portside, Maine (EE.UU.) Fotografía de: Cortesía de Cornelia Stockman, Club Rotario de Kennebunk Portside, Maine (EE.UU.)

Hace dos años, un grupo de rotarios de Maine (EE.UU.) se abocó a mejorar el sistema de educación en Bikaner, Rajastán, ciudad de la India cerca de la frontera con Pakistán.

Rohit Mehta, socio del Club Rotario de Kennebunk Portside facilitó los contactos con los rotarios indios, a fin de proporcionar pupitres para cuatro escuelas públicas.

Cuando los líderes de la comunidad solicitaron más pupitres, los rotarios de Maine se decidieron a pensar en grande. La Fundación Rotaria acababa de lanzar su nuevo modelo de subvenciones, en cuyo marco no alcanzaba con el suministro de mobiliario para obtener fondos. Los líderes del club se inspiraron y convirtieron esa iniciativa tan sencilla en un proyecto de Subvención Global, al añadirle dos nuevos componentes: la captación de alumnos y el perfeccionamiento profesional para los maestros.

“Era necesario adaptarse a los nuevos requisitos y terminamos con una subvención de primer orden”, indica Peter Johnson, presidente del Comité de La Fundación Rotaria del Distrito 7780, que incluye Maine. “Necesitaban bancos (pupitres), pero nos preguntamos qué iba a suceder luego. Y al responder tales interrogantes, profundizamos el alcance y la calidad del proyecto”.

Los clubes rotarios colaboraron con las Comisiones de Gestión Escolar -equipos de administradores escolares, líderes comunitarios y rotarios de Bikaner- para determinar qué elementos hacían más falta en cada escuela. Así fue como descubrieron que había niños que jamás habían sido escolarizados. Para facilitarles la adaptación, las comisiones decidieron que era mejor ofrecerles un plan de estudios de tres días por semana, y los restantes dos días, utilizaron los pupitres donados para cursos de formación docente.

“Los maestros de escuelas públicas estaban debidamente calificados, pero les costaba apartarse del programa oficial”, señala Man Mohan Kalyani, líder del proyecto en representación del club de Bikaner. “Les faltaba centrarse en el desarrollo integral de los alumnos y, por tal motivo, les impartimos formación complementaria tanto a los maestros como a los alumnos”.

La Subvención Global proporcionará bancos para 1.685 escolares.  Por otra parte, participarán 240 docentes en el programa de formación. Además de la enseñanza de asignaturas básicas, el nuevo programa tiene como fin que los alumnos aprendan a confiar en ellos mismos, adquieren técnicas de comunicación y liderazgo, y se les orienta para el desarrollo de su personalidad. Los clubes esperan que el programa logre resultados aún mejores que los obtenidos con el envío de pupitres anterior. De esta manera, el nivel de calificaciones en las cuatro escuelas beneficiarias mejoró en un 23%. Teniendo en cuenta estos resultados, las autoridades regionales seleccionaron dos de las escuelas para la realización de exámenes de fin de curso, de manera que los escolares de la zona no tengan que desplazarse 25 kilómetros a otra ciudad

Cornelia Stockman, socia del club de Maine, viajó a Bikaner en las etapas iniciales de la planificación y quedó gratamente impresionado por la dedicación y profesionalidad de las Comisiones de Gestión Escolar.

Stockman afirmó que las familias de la localidad con suficientes medios envían a sus hijos a escuelas privadas donde no les faltan aulas ni bancos, a diferencia de las escuelas públicas, donde los chicos se sientan en el suelo, a la intemperie, rodeados de vallas y portones. Después del sexto grado la asistencia a clases no es obligatoria.  Como es de suponer, los expertos locales en el tema insisten en que los alumnos que disponen de bancos se sienten más motivados para seguir asistiendo a la escuela, afirma Stockman.

Mehta se siente agradecido porque la subvención ayuda a su país.

“Pensé que sería excelente ayudar a una región que considero propia”, indica Mehta. “La calidad de la enseñanza es fundamental para mejorar la calidad de vida”, añade.

Por otra parte, Stockman destacó que, pese a las dificultades que significaba ampliar el proyecto, la comunidad de Bikaner siempre colaboró para cumplir los requisitos establecidos en la solicitud de subvención

“Les pedimos ayuda tres o cuatro veces y siempre nos tendieron una mano”, recuerda Stockman. “Siempre pudimos contar con ellos”.


Noticias de Rotary

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s