MENSAJE DE JUNIO DE CELIA CRUZ DE GIAY

Cruz_de_Giay_Celia_0

El 30 de Junio  de 2015 habré concluido mi función como Directora 2013-15 de la Junta Directiva de Rotary International. Este es el momento de agradecer a todos y cada uno de ustedes por su constante y valioso apoyo a la labor desarrollada en estos dos años, que es apenas un momento fugaz en la vida de una institución como Rotary pero que ha dejado huellas imborrables en mi vida.

En este tiempo tuve la honra de representar la acción y visión de 100.000 rotarios de nuestra Latinoamérica, nucleados en 78 distritos rotarios ubicados en 21 países que voluntariamente sirven a sus comunidades y trabajan por la paz.

Fui Directora de RI con dos grandes Presidentes: Ron Burton y Gary Huang.  A este último quiero agradecerle su confianza de nombrarme Vicepresidente de RI, ser parte del comité ejecutivo y conducir las reuniones de la directiva. Fue un proceso enriquecedor y como siempre di lo mejor de mi para honrar el privilegio conferido.

Me voy muy satisfecha por los logros que  hemos alcanzado  que son resultado de las decisiones que tomamos en la Directiva y el trabajo de los rotarios que las apoyaron y trabajaron en cada club, cada distrito y cada zona para hacerlas realidad.

Quedan para el recuerdo los cinco exitosos Institutos de Zona realizados, la inolvidable Conferencia Presidencial para las Nuevas Generaciones, las innovadoras Capacitaciones a los Representantes Distritales Electos de Rotaract y las seis Capacitaciones de las Coordinaciones y Equipos Regionales que convoqué en las tres zonas a mi cargo.

Mil gracias a todos por el trabajo realizado, el apoyo recibido y el cariño y afecto demostrado. Mi especial gratitud a mi esposo Luis por ser ejemplo constante de lo que significa ser rotario, a nuestros cuatro hijos y sus familias por el amor que día a día nos brindan  y a la querida familia rotaria con la cual seguiré  contribuyendo –allí donde me encuentre-  para que Rotary  sea el camino elegido para construir la paz que tanto ansiamos.

Sólo me resta agradecer a Dios por la oportunidad que me ha dado de servir en esta función.  A la hora de la reflexión final me pregunto: ¿qué somos sino instrumento de Su voluntad para así hacer posible el logro del bien de todos y cada uno de los miembros de nuestra sociedad? No hay esfuerzo que carezca de sentido, alcance o no el éxito, ni existe dolor que no sea soportable, si ello esta inspirado por una causa superior que le confiere significado al obrar humano. Por ello, gracias a Dios, gracias a Rotary y a todos y cada uno de ustedes.

CELIA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s