SIMPOSIO PRO PAZ: MÁS EDUCACIÓN MENOS ARMAS

Noticias de Rotary

http://video.rotary.org/UrDA

Cuando el ex presidente costarricense Oscar Arias tenía ocho años, su país decidió abolir las Fuerzas Armadas y concentrarse más bien en los derechos humanos y la paz. Según el  Premio Nobel de la Paz, el mundo puede ganar mucho si siguiera la lección de su país.

el 4 de junio en São Paulo, Brasil, Arias relató cómo su país dejó de gastar en tanques y artillería pesada para invertir sus activos en reformas económicas y justicia social.

“Mi país empeño su palabra al pueblo costarricense en no seguir invirtiendo en las armas de nuestro pasado, sino en las herramientas de nuestro futuro; no en los cuarteles, pero en escuelas, hospitales y parques nacionales; no en soldados, pero en maestros, médicos y guardabosques”, dijo Arias. “Mi país consideró que ya había invertido suficientes recursos en guerras y que había llegado el momento de  dedicar el ingenio de su gente a la ciencia antibélica”.

Arias, quien ocupó la presidencia de Costa Rica de 1986 a 1990 y de 2006 a 2010, habló ante  250 becarios de Rotary pro Paz, ex becarios, socios de Rotary e invitados en el Simposio pro Paz. La reunión de dos días reconoce la labor de Rotary en el campo de la paz y la prevención de conflictos. Entre otros oradores vale mencionar a Steve Killelea, fundador y presidente ejecutivo del Instituto para la Economía y la Paz y Peter Kyle, integrante del Comité de los Centros de Rotary por Paz y representante de la organización ante el Banco Mundial.

Arias fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1987 por su decidida participación en la firma de los acuerdos de paz en los países de América Central que pusieron fin a los conflictos militares que afectaban la región y que también pusieron en juego la cultura pacifista de Costa Rica. A pesar de que como presidente, Arias fue presionado por otros gobiernos a tomar las armas contra el gobierno Sandinista en Nicaragua y hasta fue amenazado con sanciones, actuó con firmeza para mantener la neutralidad de su país.

“De esta manera mi pequeño país se convirtió en la plataforma de los acuerdos de paz que gradualmente dio por terminado el conflicto en nuestra región”, dijo.

Arias señaló que con los US$ 1,77 trillones que el mundo gasta en las fuerzas armadas se podrían eliminar las enfermedades prevenibles como la malaria y ofrecer educación básica a los niños en todo el mundo.

“No tengo que reiterar ante una sala llena de Becarios pro Paz que la violencia se alimenta del analfabetismo y la desesperanza. Si cambiaríamos las cifras destinadas al rubro militar, la balanza se inclinaría hacia la paz”.

Arias explicó a la multitud por qué se había unido a Rotary hace tres meses.

“Esta organización, de la cual me siento sumamente orgulloso de ser parte, es sin duda un actor clave en el fortalecimiento y la consolidación de la paz”, concluyó. “Los [becarios pro Paz] hoy frente a mí son los que guiarán el camino. Cada uno de ustedes tiene el gran potencial de recalcular el costo de las guerras que ha dictado el futuro de la humanidad por demasiado tiempo”.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s