MENSAJE OCTUBRE GD HUMBERTO

logo mensaje humberto

Amigas y Amigos en Rotary,

Hemos cumplido el primer trimestre de nuestro andar rotario del presente período 2015 – 2016, también nuestro Distrito ha sufrido la experiencia de dos nuevos desastres como fue el Aluvión en Tocopilla y el Terremoto – Tsunami en las zonas de Illapel, Coquimbo y Tongoy. Estos últimos años, nuestro país ha vivido: un gigantesco incendio, grandes aluviones, terremotos, tsunamis y erupción  de volcanes.

Es así como recapacitamos acerca de que el 92% de las víctimas de las catástrofes naturales provienen del mundo en desarrollo. ¿Acaso no ocurren catástrofes naturales en el mundo desarrollado?

En todo caso: ¿porqué en el mundo desarrollado es menor el número de víctimas de siniestros? La respuesta está en la causalidad, no en la casualidad.

La prevención es la mejor de las políticas y tiene mucho que ver con nuestra prédica sobre el liderazgo y causalidad. Es allí en donde debemos estar los ROTARIOS. Previendo y yendo a las causas de los problemas. Eso es ejercer el liderazgo, en el mejor sentido de la expresión.

Por ejemplo, para llevar a cabo un liderazgo realmente estratégico en el campo de los recursos hidráulicos necesitamos defender el principio de llevar a cabo buenos estudios geológicos, apropiados para la prevención de daños masivos en casos de terremotos.

Necesitamos imponer códigos de construcción antisísmica, y vigilar que sean estrictamente aplicados; estos códigos son la mejor prevención para los desastres causados por los movimientos telúricos. Bien definidas cotas de construcción (verificar lugares de inundación) y adecuado uso de los terrenos de las laderas, con arborización abundante y manto vegetal abundante para prevenir derrumbes. Con frecuencia, el “ahorro” de modestas  sumas de dineros necesarias para plantar árboles y construir cotas adecuadas puede ser desastroso.

La preservación de las cuencas de los ríos previenen las inundaciones. Mantener libre los bordes de los ríos previene el arrasamiento por las corrientes de las viviendas que allí mala y precariamente son construidas. Podríamos continuar dando innumerables ejemplos para comprobar nuestro aserto.

¿Qué estamos haciendo los ROTARIOS? ¿Hay en nuestras comunidades apropiados estudios geológicos? ¿Tenemos control de alarma en nuestros volcanes activos, tan comunes en nuestro país? ¿Hemos estudiado científicamente los flujos y cursos de nuestros ríos? ¿Tenemos protegidas nuestras riberas y costas? ¿Existen adecuadas normas de construcción en todas nuestras ciudades? ¿Existen adecuados planes de evacuación de acuerdo a cada siniestro? ¿Saben nuestros niños y comunidades que hacer en caso de emergencias? ¿Hay programas de emergencia comunitarios debidamente divulgados? ¿Tenemos albergues provisionales seguros? ¿Tenemos almacenaje y stock de elementos de emergencia para enfrentar las contingencias? ¿Están nuestros hospitales preparados para atender adecuadamente a las víctimas de estas emergencias?

La respuesta positiva a cada una de estas preguntas hace la diferencia. Allí tenemos un gran campo de acción, en el cual debemos trabajar antes de esperar a que ocurran las catástrofes para salir a pedir ayuda y reaccionar como lo hacen las entidades de beneficencia: apagando sólo fuegos locales, sin estar preparados para enfrentar las contingencias de la naturaleza de la mejor forma posible.

Estimados amigos ocupémonos de “Enriquecer el Mundo” con lo mejor de nuestro ser, en cada momento de nuestras vidas.

Descargar: Carta GD Humberto Octubre 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s