ACABEMOS CON LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

vf

Publicado en Rotary Down Under

Las estadísticas son alarmantes. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud de 2013, la violencia de pareja es el tipo más común de violencia en contra de la mujer, que afecta a 30 por ciento de la población femenina en todo el mundo. Se estima, además, que el 38 por ciento de los feminicidios son cometidos por un compañero íntimo.

En Nueva Zelanda, una decena de mujeres perecen a manos de sus parejas o ex parejas cada año, mientras que, en Australia, el promedio es una mujer por semana.

Conscientes de la necesidad de servicios contra la violencia intrafamiliar en sus comunidades, los clubes rotarios se han abocado, a lo largo de Australia y Nueva Zelanda, a captar fondos y establecer alianzas con organizaciones benéficas, a fin de sensibilizar al público, implementar medidas de prevención y brindar apoyo a las víctimas.

Como lo dijera el presidente de un club: cuando la erradicación de la polio parecía insuperable, Rotary intervino. ¿Por qué entonces Rotary no puede luchar contra la violencia intrafamiliar?

Más de un enfoque

El Club Rotario de Maryborough, Victoria (Australia) ha adoptado un enfoque multifacético que no solo está cambiando la percepción del público respecto a la violencia intrafamiliar, sino que también está generando una respuesta positiva en la comunidad. Lo que comenzó como una campaña en las redes sociales ha extendido su alcance para incluir programas educativos comunitarios, eventos publicitarios que han llegado a millones y la oportunidad de presentar su Programa SAFE ante la Royal Commission into Family Violence (Victoria).

El modelo, que abarca apoyo, asesoramiento, facilitación e intervención temprana, es un enfoque colaborativo donde todos en la sociedad desempeñan un papel para abordar el problema de la violencia intrafamiliar. Garry Higgins, director de proyecto del club para la campaña #SayNO2familyviolence, piensa que es el tipo de programa que puede ponerse en práctica en cualquier parte del mundo.

“Como organización independiente y apolítica, Rotary puede hacer y decir cosas que otros no se atreven”, dice Higgins, quien presentó el Programa SAFE ante la Royal Commission.

Uno de los grandes obstáculos que debió superar el club fue que la gente sacara a luz el tema de la violencia intrafamiliar, antes un tabú en la pequeña ciudad. A fin de generar el diálogo, el club puso en marcha una campaña de comunicación llamada “Speak Up! #SayNO2familyviolence”, que incluyó mensajes en las redes sociales y la distribución de folletos y carteles informativos.

Para difundir el mensaje, el club recurrió a grupos clave con marcada influencia en la cultura y el comportamiento de los residentes de la comunidad: los clubes deportivos locales. La campaña recibió el apoyo del club de carreras de trotones, y el equipo de fútbol acaba de celebrar su tercer campeonato #SayNO2familyviolence.

Cambio de comportamiento

Mediante un programa en línea, los hombres que cometen abuso están aprendiendo maneras de controlar su ira, lo que está contribuyendo a relaciones personales más satisfactorias. El Programa Men’s Behavior Change, organizado por la institución Violence Free Families, es un programa dinámico e interactivo que dura 13 semanas para hombres que no pueden, o no quieren, asistir a sesiones presenciales de consejería, ya sea por razones de trabajo o por sentirse avergonzados.

En una evaluación realizada por la Melbourne University, el programa arrojó resultados positivos entre los hombres que participaron en cuatro ensayos en el curso de los últimos dos años.

“He aprendido una nueva manera de lidiar con mi ex pareja”, declaró uno de los participantes del programa. “Lo cual beneficiará a mis hijos. Las cosas van mejor”.

El Rotary Club de Brighton, Victoria (Australia), lanzó el programa Violence Free Families en 1995, después de la violenta muerte de un niño de la localidad. El club ha recaudado más de US$ 750.000 para el programa, el cual cuenta con el aval del Distrito 9800 y el apoyo de los 70 clubes que son parte de éste y el grupo Mujeres en Rotary.

Redes de seguridad familiar

Según un informe de 2008 del Departamento de Servicios Sociales del gobierno australiano, la violencia intrafamiliar es una de las principales causas por las cuales las mujeres y sus hijos se quedan sin hogar.

La Fundación Camino de Esperanza, una iniciativa conjunta del Ejército de Salvación y el Club Rotario de Perth, Australia Occidental, ofrece albergue seguro a aquellos que huyen de la violencia intrafamiliar. Brinda, además, orientación y recursos para que las familias puedan superar el trauma y reconstruir sus vidas. Los miembros del club de Perth recaudan fondos y prestan servicio voluntario en el centro.

“Esperamos que el Camino de Esperanza se convierta en un modelo que puedan emular los clubes rotarios y los centros del Ejército de Salvación de todo el mundo”, dice Graham Peden, socio del club. “Ya se están viendo los resultados y la mejoría en la vida de las víctimas de la violencia intrafamiliar en Australia Occidental”.

Por su parte, el Club Rotario de Bendigo, Victoria, llevó a cabo un evento de recaudación de fondos en mayo para sobrevivientes de la violencia intrafamiliar. Los invitados tuvieron la oportunidad de escuchar a Rosie Batty, la Australiana del Año en 2015, y sus experiencias personales con la violencia intrafamiliar. Luke, su hijo de 11 años, fue asesinado por su propio padre en 2014.

Gracias al evento se recaudaron más de U$ 16.000 para la Annie North Women’s Refuge and Domestic Violence Service. Con los fondos se adquirirán moblaje para las familias que harán la transición de los refugios temporales a viviendas permanentes.

Batty hizo uso de la palabra durante la Convención de Rotary International 2016 en Corea.

Larrie Winzar, presidente del club de Bendigo cuando Batty dio su charla en mayo, dijo: “Al ocurrir un desastre, la mayoría de nosotros contamos con una póliza de seguro para reemplazar las cosas materiales que hemos perdido. Lamentablemente no hay ningún tipo de seguro para casos de violencia intrafamiliar, así que el apoyo de organizaciones y clubes de servicio como Rotary es crucial y puede marcar la diferencia en la vida de una persona que vuelve a empezar”.

Garry Higgins, Club Rotario de Maryborough, Victoria (Australia) 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s