MENSAJE DE JUNIO – PRESIDENTE ROTARY INTERNATIONAL

Ian-Riseley
Ian H.S. Riseley Presidente 2017-18

Durante 60 años, elegir un lema ha sido el privilegio y algunas veces el desafío de cada presidente entrante. Recordar los lemas pasados abre una pequeña ventana al pensamiento y la visión de cada líder, lo que veían en Rotary, el lugar que querían ocupara en el mundo, y los logros que debía alcanzar.

Cuando fue mi turno de elegir un lema, no tuve dudas. Supe inmediatamente que nuestro lema en 2017-2018 sería Rotary marca la diferencia. Para mí, esa pequeña frase no solo describe nuestra labor, sino también nuestras aspiraciones. Queremos marcar la diferencia. Nos esforzamos por ayudar, causar impacto y hacer del mundo un lugar mejor para vivir.

En los últimos dos años, he visto cómo Rotary ha alcanzado esas metas de muchas maneras. En California, tras los devastadores incendios forestales del año pasado, los rotarios marcaron la diferencia al ayudar a personas que lo habían perdido todo. En Guatemala, fui testigo de cómo unas sencillas estufas a leña marcan la diferencia en la vida de mujeres que cocinaban antes en fogones: ahora ya no respiran humo cuando cocinan, pasan menos tiempo recolectando leña y utilizan sus estufas para iniciar pequeñas empresas.

En Israel, visité un centro hiperbárico financiado por Rotary que está ayudando a pacientes que han sufrido derrames cerebrales o daño cerebral para que tengan una vida saludable y productiva. Asimismo, en comunidades alrededor del mundo, los rotarios están marcando la diferencia al reubicar refugiados, inmunizar niños, garantizar un suministro seguro de donaciones de sangre y ayudar a los jóvenes a aprender y prosperar.

En varias partes del mundo, pude formar parte del compromiso de los rotarios de plantar árboles. Aún esperamos el conteo final de nuestros esfuerzos, pero me complace anunciar que ya hemos superado nuestra meta original de 1,2 millones de árboles, un nuevo árbol por cada rotario. Además, Rotary continúa trabajando en la incidencia política, la captación de fondos y el apoyo a la erradicación de la polio. El año pasado, el poliovirus salvaje fue responsable solo de 22 casos de parálisis en dos países. Confío en que pronto ese número llegará a cero e iniciaremos una nueva fase en nuestra lucha por su erradicación: la cuenta regresiva de tres años desde la última señal del poliovirus salvaje para obtener la certificación de un mundo libre de polio.

Cuando Juliet y yo regresemos a nuestro hogar en Australia, nos llevaremos recuerdos entrañables de los lugares visitados, las amistades cultivadas y los proyectos de servicio presenciados. Muchísimas gracias a todos por su encomiable labor y por marcar la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s