ROTARIOS TRANSFORMADORES

Nuestro PRI Holger Knaak nos recuerda en su Saludo recibido por correo electrónico el pasado 18 de agosto, que el año pasado lanzamos nuestro Plan de Acción quinquenal con el fin de construir un futuro más sólido para Rotary, y que debemos incrementar nuestro impacto, ampliar nuestro alcance, mejorar el involucramiento de los participantes e incrementar nuestra capacidad de adaptación.

En pocas palabras, que seamos “Gente de acción”, donde es clave el liderazgo de nuestro actuar como socios, como parte esencial y fundamental de la unidad básica del rotarismo: el Club.

Al respecto, mucho se ha teorizado y escrito sobre el liderazgo, y no es objetivo de este texto profundizar en ello, pero si señalar que los líderes se pueden diferenciar entre democráticos, autocráticos, paternalistas, ‘Laissez-faire’, transaccionales o transformacionales, entre otros, siendo este último el estilo más valorado en la actualidad, por ser considerado uno de los más completos y que mejor se adaptan a las características y necesidades del momento.

Y estos tiempos y nuestro Plan de Acción, nos pide ser líderes transformacionales, término que fue introducido por James McGregor Burns a finales de la década de los 70, y que fue desarrollado por Bernard M. Bass.

Sus características principales son:

 Fomenta la participación creativa
 Cree en los miembros de su equipo
 Se preocupa por los demás
 Motiva a su equipo
 Inspira a los miembros de su equipo

Y hacia allá debemos avanzar.

No es fácil, ya que líderes transformacionales en Rotary significa ser rotarios transformadores, es decir, aplicar un modelo que aborda características que sustentan el liderazgo transformacional, aplicado a una organización social como la nuestra, donde debemos potenciar:

 Personalización. Ofrecer soluciones personalizadas a cada rotario, en función de las necesidades, expectativas y motivaciones de cada Socio.
 Creatividad e innovación. Impulsar el desarrollo intelectual de los Socios, dándoles la libertad para que exploren alternativas novedosas a los desafíos del Club y ofreciéndoles desafíos constantes que contribuyan a la mejora continua individual y del Club.
 Conducta ejemplar.
 Inspiración. El cuarto pilar del liderazgo transformacional es la capacidad del líder para transmitir y contagiar su energía y entusiasmo al equipo.

Así, revisando lo anterior, más fuerza toma lo señalado por nuestro PRI “flexibilidad e innovación”, elementos clave en un líder transformacional.

Cumplir esto, nos permite buscar nuevas ideas, nuevas acciones, nuevas maneras de abordar los problemas y sus soluciones de manera eficaz, en síntesis, nuevas maneras de cumplir los objetivos de Rotary a través de las acciones de nuestro respectivo Club, pero siempre siendo fieles a nosotros mismos y manteniéndonos a la vanguardia del cambio en los próximos 115 años.

Este trabajo constante, nos permitirá siempre estar alineados con nuestra organización, cumplir las metas del Club y por efecto sumativo las de Rotary International.

Rodrigo Jarufe Fuentes / Presidente / Mención de Rotary

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s