MENSAJE DE ENERO – PRESIDENTE CONSEJO DE FIDUCIARIOS

K.R. Ravindran Presidente del Consejo de Fiduciarios de La Fundación Rotaria 2020-21

Al haberme criado entre los exuberantes bosques verdes del paisaje montañoso de Sri Lanka, siempre recuerdo las palabras del gran poeta Rabindranath Tagore: “Los árboles son el esfuerzo interminable de la tierra para hablar con el cielo que escucha”. 

Qué triste es que con tanta frecuencia los humanos insistan en interrumpir esta conversación.

Al igual que todos los demás seres vivos, somos parte de la naturaleza. Pero también somos la única especie que carga la responsabilidad de proteger el medioambiente para las futuras generaciones. La pandemia del coronavirus ha arrojado luz, como nada lo ha hecho hasta ahora, sobre la relación entre la degradación ambiental y las amenazas a la salud pública.

Hace algunos años, la compañía de electricidad perteneciente al gobierno de mi país planeó construir una segunda planta termoeléctrica a carbón en el este de Sri Lanka. Extraería 93 millones de litros de agua por hora de una bahía en la que los frágiles ecosistemas se encuentran con el mar profundo, sitio de una de las más grandes zonas de desove para cachalotes del mundo. Luego del procesamiento, esos 93 litros por hora se echarían al océano, cargados ahora de sustancias químicas tóxicas que pondrían en gran peligro a esa vida marina.

Al haber aprendido las lecciones sobre el daño causado por la primera planta, se formó una coalición, compuesta por muchos defensores públicos, incluso rotarios. Hicieron una campaña que alertó a los medios de comunicación, al público y a la comunidad local de los peligros potenciales, además de tomar medidas legales. Finalmente, el gobierno abandonó su idea de la planta de carbón luego de la resultante protesta generalizada.

Realmente, cuando nos unimos, podemos mover montañas.

Cuando algunos de nosotros propusimos agregar el medioambiente como la causa más reciente de Rotary, lo hicimos debido a la urgencia del problema. El presidente de RI Paulo V.C. Costa estableció una visión en el período 1990-1991 y hoy llevaremos esta labor al siguiente nivel. Vivimos en tiempos de gran estrés para nuestro medioambiente: niveles del mar que se elevan rápidamente, tormentas masivas, bosques tropicales y vida salvaje que van desapareciendo y destructivos incendios forestales. El cambio climático nos toca a todos, ricos y pobres.

Enfrentaremos este desafío estratégicamente, como lo hacemos en otras áreas de interés. De hecho, las otras seis áreas de interés dependen de esta. Porque ¿qué tiene de bueno luchar contra las enfermedades si nuestro medioambiente contaminado nos hace enfermar de nuevo?

La Fundación Rotaria será primordial en esta labor. En los últimos cinco años, se han destinado más de USD 18 millones a subvenciones globales relacionadas con el medioambiente. Al seguir trabajando para protegerlo, estaremos haciendo otro regalo rotario más a las futuras generaciones. Y hoy tú puedes ser parte de esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s