MENSAJE DE SEPTIEMBRE – PRESIDENTE CONSEJO DE FIDUCIARIOS

Ian H.S. Riseley
Presidente del Consejo de Fiduciarios de la Fundación 2022-23

En uno de mis libros favoritos, Una breve historia de casi todo, Bill Bryson reflexiona sobre la creación del universo y cómo una diminuta mota que llamamos Tierra pasó de ser una bola ardiente con mares de roca fundida al exuberante hogar verde y azul que conocemos hoy en día. Bryson argumenta que es un milagro que nosotros, nuestro planeta y nuestra especie, hayan sobrevivido. «No solo gozamos del privilegio de la existencia», apunta, «sino también de la capacidad singular de apreciarla e incluso, en muchísimos sentidos, de mejorarla».

Nosotros tenemos la suerte de poder leer sus palabras o las de cualquier otro. Y tenemos la suerte de formar parte de una organización que hace de nuestro mundo un lugar mejor ayudando a los que no pueden leer. Se estima que 773 millones de adultos, la mayoría de ellos mujeres, no pueden leer estas palabras ni escribir su propio nombre. Se encuentran en clara desventaja en la vida y disponen de escasas oportunidades para conseguir un buen empleo. Y esta situación no es su culpa.

Rotary no se ha olvidado de ellos. En septiembre, celebremos el Mes de la Alfabetización y la Educación Básica analizando el impacto a largo plazo que generan Rotary y La Fundación Rotaria y buscando maneras de contribuir a esta labor.

Según las cifras preliminares, solo el año pasado, la Fundación Rotaria aprobó 104 subvenciones globales para proyectos de alfabetización y educación básica por un total de 6,3 millones de dólares. Esto se suma a décadas de trabajo de nuestros clubes y distritos. Como australiano, estoy especialmente orgulloso de la labor de Dick Walker, exgobernador de distrito de Queensland, que utilizó una subvención compartida de la Fundación para desarrollar el método de encuentro lingüístico concentrado que ha sido adoptado por otros líderes educativos de todo el mundo.

A nivel comunitario, nuestros clubes son bien conocidos por sus campañas de promoción de la lectura que han cambiado la vida de muchos niños. Pero cuando reunimos a muchos clubes y distritos para colaborar en proyectos a gran escala de la Fundación Rotaria, tenemos el potencial de generar un impacto en comunidades enteras por generaciones.

Las oportunidades para que Rotary marque la diferencia en el campo de la alfabetización son ilimitadas. Una vez que se consigue un nivel básico de lectura y escritura, se abre el camino a otros tipos de alfabetización, como la alfabetización numérica, la alfabetización digital y la alfabetización financiera.

No desperdiciemos nuestra oportunidad de mejorar nuestro rincón del universo. Los animo a pensar a lo grande sobre la alfabetización y la educación, y a cambiar el mundo, durante este mes y más allá.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s