MENSAJE DE ENERO – PRESIDENTE CONSEJO DE FIDUCIARIOS

Ian H.S. Riseley
Presidente del Consejo de Fiduciarios de la Fundación Rotaria 2022-23

Ya comienza un nuevo año. Mientras ansiamos nuevos comienzos y experiencias, los invito a ser creativos y buscar nuevas oportunidades para prestar servicio a través de Rotary.

Este año, consideren iniciar un proyecto de desarrollo económico de la comunidad. En esta área de interés de Rotary, aplicamos nuestra experiencia profesional mediante la promoción del espíritu emprendedor a medida que ayudamos a las comunidades a ayudarse a sí mismas de manera sostenible. Como dice el proverbio universal, los proyectos de desarrollo económico de la comunidad no solo le dan un pez a un hombre para comer hoy, sino que le enseñan a pescar para que pueda comer de por vida.

Estos proyectos pueden ser microcréditos para iniciar un negocio de cría de ganado, o bien pueden utilizar el enfoque de adoptar un pueblo en el que Rotary trabaje con las comunidades en múltiples iniciativas para impulsar su economía local de manera sostenible. 

En el año 2000, durante su transición hacia la independencia, Timor Oriental sufría las consecuencias de la violencia política y la destrucción. Además de necesitar vivienda y mejores condiciones de vida, las comunidades también requerían una nueva economía. 

Aquí es donde los clubes rotarios australianos se unieron al proyecto East Timor Roofing (Techos para Timor Oriental) para elaborar e instalar techos corrugados, y más tarde, tanques de agua y silos de granos. A medida que el proyecto crecía, se unieron otras organizaciones, como La Fundación Rotaria, que entregó una subvención que encaminó al proyecto hacia el éxito. 

En poco tiempo, el proyecto Techos para Timor Oriental se convirtió en una empresa viable desde el punto de vista financiero, que recaudaba el dinero suficiente para construir techos para hogares, escuelas, orfanatos y edificios comerciales. Las personas que se dedican a la agricultura para su subsistencia recibieron silos para almacenar sus cultivos. Cientos de timorenses orientales recibieron capacitación profesional sobre habilidades básicas de construcción y administración. Miles de tanques de agua nuevos garantizaron que las niñas pudieran asistir a la escuela en lugar de tener que recorrer largas distancias para buscar agua.

Lo que comenzó como un proyecto de suministro de techos es hoy una empresa que emplea a los residentes y que genera un gran impacto. Y nuestra Fundación fue quien allanó el camino para que esto sucediera. 

¿Qué experiencias les esperan en 2023? ¿Una subvención distrital o global? ¿O tal vez una visita a Melbourne (Australia) a poca distancia de mi casa, para forjar nuevas amistades, reunirse con viejos amigos y buscar colaboradores para proyectos durante la Convención de Rotary International 2023?

Hagamos un propósito de Año Nuevo para aprovechar las oportunidades de aprender, crecer y servir. Y divirtámonos en el proceso. Al fin y al cabo, esto es Rotary.

Amigos míos, sigamos adelante y carpe annum: aprovechemos el año. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s